La Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo tramitó 2.528 Reclamaciones en 2016

Las operadoras de telefonía y los servicios financieros reciben el mayor número de quejas.

 

En el año 2016, en  cumplimiento con su cometido de la defensa de los derechos de las personas consumidoras, la Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo, tramitó 2528 reclamaciones, 2.874 notificaciones de alerta de productos peligrosos y se retiraron del mercado asturiano 14.580 artículos inseguros.

  • De las 2.528 reclamaciones recibidas,  952 fueron trasladadas a otros organismos competentes de la Administración, mientras que las 1.576 restantes fueron tramitadas directamente por el  Servicio de Consumo  y dieron lugar a la incoación de 168 expedientes sancionadores.
  • Del total de reclamaciones tramitadas, 566 fueron solicitudes de arbitraje,  un sistema extrajudicial de resolución de conflictos voluntario y gratuito para las partes en el que empresa y consumidor se comprometen a aceptar la resolución que se dicte y que se caracteriza por su rápidez. En la actualidad, están adheridas al sistema arbitral en Asturias un total de 1.340 compañías.
  • El sector que recibió un mayor número de reclamaciones fue, un año más, el de las telecomunicaciones, con 909 (35,95%), seguido por los servicios financieros, con 437 (17,28%) y el comercio minorista, con 250 (9,88%). Tras ellos se situaron los suministros de electricidad y gas, la venta y reparación de vehículos, los servicios sanitarios, el comercio electrónico, el turismo y la hostelería, y el transporte aéreo.
  •  Las quejas sobre las operadoras de telefonía más habituales son los incumplimientos contractuales, las dificultades para darse de baja, los compromisos de permanencia, así como los problemas de facturación, las altas indebidas en servicios de mensajería premium y la calidad del servicio.

Control y vigilancia de los productos


El Servicio de Consumo también lleva a cabo una labor preventiva de control y vigilancia para evitar posibles fraudes o riesgos relacionados con la salud y la seguridad. Para este fin, se realizan campañas de control de mercado, en las que se analiza el etiquetado, la composición de los productos y se gestiona la red de alertas de artículos peligrosos.

  • En 2016 se desarrollaron 27 campañas de este tipo, en las que se detectaron 61 irregularidades en alimentos, juguetes, calzado, ropa de bazares y material escolar.

Este control se completa con la red de alertas, a través de la que se recibieron 2.874 notificaciones de productos inseguros, el 58,94% de los cuales tenía su origen en países asiáticos. Por tipología, los juguetes, los vehículos, los artículos eléctricos y la ropa infantil  fueron los que más alertas originaron.
El Principado impulsó 553 actuaciones en relación con productos alertados y se retiraron del mercado 14.580 por considerarlos inseguros.