Formación para el Consumo 2016

La Red de Centros de Formación para el Consumo impartió formación a 17.000 personas.

Para realizar esta labor educativa, transformadora, Asturias dispone de una sólida Red de Centros de Formación para el Consumo (CFC), repartidos en puntos geográficos estratégicos: Ribadesella, Vegadeo, Tineo, Lugones y Blimea; que durante el año 2016 atendió a un total de 16.999 personas, fundamentalmente población escolar, personas con discapacidad y mayores.
 

 
     

 

 Los Centros de Formación para el Consumo son instalaciones integradas por 10 áreas temáticas, más de 40 talleres y cuentan con una oferta de más de 120 actividades para que las personas usuarias se instruyan, según su demanda o necesidad, de forma práctica y lúdica, en materia de consumo.
 

El CFC de Ribadesella es uno de los más antiguos de la Red, y pronto cumplirá 20 años de funcionamiento. Durante el año 2016 tuvo 3.178 visitas -lo que supone un 19 % con respecto al total- organizadas en 83 grupos de trabajo. Es el segundo con más visitas, después del CFC de Lugones Las actividades más demandadas en este centro son las relacionadas con las áreas de Alimentación y Medioambiente, coincidente con las del resto de los centros de formación.

Con carácter general, actividades relacionadas con los alimentos (frutas, cereales…) el etiquetado de productos, compras en el supermercado; reducción, reutilización y reciclaje de residuos, sensibilización y aprendizaje en la separación de los mismos, entran dentro de lo más demandado en toda la Red, aunque no solo. Banco y finanzas, publicidad y consumo, laboratorio, farmacia,…, también son del gusto de los demandantes de actividad.

Esto indica que la alimentación y el medioambiente son dos ámbitos que preocupan a quienes se dirigen a los Centros de Formación para el Consumo, mayoritariamente provenientes del contexto educativo (escolar) -un 76 % del total- en busca de acciones complementarias y reforzadoras, prácticas y participativas.

Se sabe que la alimentación y el medioambiente influyen en la Salud de las personas y que, al fin y al cabo, todo está relacionado con todo. Así pues, podría decirse que desde los Centros de Formación para el Consumo se contribuye, sólidamente y en consonancia de metas y objetivos, con las acciones de Promoción de la Salud y Prevención que también son competencia de la Consejería de Sanidad. Con respecto a la Educación Ambiental y, en concreto, lo que ataña a la gestión de residuos derivados del consumo, la implicación de COGERSA en el suministro de contenedores y materiales divulgativos para los centros de la red, así como la orientación en objetivos estratégicos, también es de valorar.

 Con carácter singular, durante este curso 2016/17, se ha iniciado una experiencia para poder llevar la Educación para el Consumo a contextos en los que los que determinados colectivos tienen dificultades de acceso a este tipo de formación. Con carácter general se han planificado 3 talleres por curso escolar, por ámbito y trimestre, excepto en lo que se señala (*) que se hacen a demanda e “in situ” en los CFC de Tineo y Blimea, fundamentalmente.

Aulas Hospitalarias de Oviedo y Gijón (HUCA y Cabueñes)
Centro Penitenciario de Villabona (3)
Centro de Menores de Sograndio. (3)
Casa Malva (3)
Colectivos en riesgo de exclusión social, derivados de los Planes Municipales de Servicios Sociales, Igualdad, Infancia, etc. (*)

Sanidad insiste en que conjugar la práctica de ejercicio físico con una dieta rica, saludable y equilibrada es la mejor fórmula para prevenir enfermedades de gran prevalencia como las patologías cardiovasculares o el cáncer.


MÁS INFORMACIÓN
En la Web www.cfc-asturias.es/ se puede ampliar la información sobre la oferta y características propias y singulares de los cinco Centros de Formación para el Consumo
En la Web www.consumoastur.es se puede encontrar información sobre temática de consumo, procedimientos, reclamaciones, etc