Afectados por el cierre de la clínica Idental de Gijón

FORMULARIO DE DENUNCIA IDENTAL

 

Consumo recomienda a los afectados por el cierre de la clínica Idental de Gijón que reclamen la anulación de la financiación del tratamiento.

  • Es necesario conservar toda la documentación clínica, presupuestos y facturas.
  • Cuando el tratamiento se ha financiado mediante un crédito al consumo vinculado con una entidad financiera, como ocurre con la mayoría de los clientes de Idental, y la clínica cierra o deja de prestar el servicio, el consumidor puede solicitar a la entidad de crédito la anulación del préstamo concedido.
  • Se recomienda a los afectados que reclamen a la entidad financiera la anulación de los pagos, al no estar recibiendo el tratamiento contratado.
  • En caso de que la entidad financiera rechace su solicitud, puede presentar una reclamación ante los organismos de consumo, que intentarán alcanzar una solución satisfactoria mediante la mediación y la actuación inspectora.
  • De cara a las posibles actuaciones judiciales, se recomienda conservar toda la  documentación de que se disponga: historial clínico, publicidad, presupuesto y resguardos de pagos efectuados o facturas.
  • Si por razones de urgencia necesitan continuar el tratamiento con otro profesional y no pueden esperar la respuesta o solución de la financiera, deben solicitar un informe que justifique la urgencia de la intervención y sus costes al objeto de poder reclamarlos.
  • Algunas clínicas dentales están ofertando a los afectados efectuar una valoración gratuita de los tratamientos realizados. En caso de aceptar estas ofertas, no debe firmarse ningún documento  sin examinarla previa y detenidamente, para asegurarse de que este ofrecimiento altruista no conlleva nuevas obligaciones económicas. 

El Servicio de Consumo se ofrece para:

  • Asesorar a los afectados y tramitar la suspensión de los pagos de las cuotas de su crédito ante la entidad financiera, exigiéndole que se abstenga de reclamar nuevas cuotas o incluir en ficheros de morosos a los afectados.
  • Exigir a las entidades financieras que ofrezcan una solución alternativa para finalizar el tratamiento sin coste adicional para los afectados o que, en último caso,  se rescinda el contrato con la devolución de las cantidades abonadas en exceso sobre el tratamiento realmente recibido.

Para no crear expectativas infundadas, es necesario advertir que estamos ante un asunto complejo, agravado por el cierre de las clínicas y que puede exigir que la devolución de las cantidades abonadas en exceso por trabajos no realizados o las indemnizaciones por los daños y perjuicios ocasionados tengan que ser planteadas en vía judicial.

Nota de prensa