Compra en Rebajas

rebajas
Desde hace ya un tiempo estamos viendo en nuestros comercios ofertas en los artículos que tienen a la venta, cuando estábamos acostumbrados a que las “rebajas” fueran en unos períodos determinados de tiempo, en verano y después del día de Reyes.
 
Por Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, se modifica la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, dando una nueva redacción a la temporada de rebajas. A partir de ahora, las ventas en rebajas podrán tener lugar en los períodos estacionales de mayor interés comercial según el criterio de cada comerciante, siendo la duración de cada período de rebajas decidida por los mismos. Por ello, cada comercio llevará a cabo el período de rebajas cuando lo estime oportuno, sin limitación de fecha o duración de las mismas.
 
Sin embargo, ello no implica que no deban de cumplirse una serie de requisitos en este tipo de ventas.
 
Las recomendaciones para la compra de artículos rebajados serían: 
  • Los artículos objeto de rebaja deberán haber estado incluidos con anterioridad en la oferta habitual de ventas el establecimiento. Estos productos no pueden estar deteriorados, ni haber sido fabricados especialmente para rebajas. 
  • Deberán estar claramente identificados, bien diferenciados, pues en un mismo establecimiento pueden coexistir productos rebajados con otros que no lo estén o que sean otras ventas promocionales (ofertas, saldos…) .
  • El precio deberá incluir el anterior y el precio con la rebaja aplicada al mismo.
  • La garantía de estos productos es la misma que tendrían sin estar rebajados y deben de estar debidamente etiquetados y, en su caso, con las correspondientes instrucciones de uso. 
  • Infórmese sobre las condiciones de devolución de los productos o artículos que piensa adquirir. Los establecimientos no tienen obligación de aceptar la devolución de ningún artículo, a menos que hagan expresa mención a esta posibilidad. Sí es obligatoria la devolución si el producto que se pretende devolver está defectuoso. 
  • Infórmese, en el caso de que el establecimiento admita devoluciones, si devuelve el dinero en efectivo o lo que devuelve es un vale por el valor de lo adquirido. 
  • Si el establecimiento admite habitualmente las tarjetas como medio de pago, también lo tiene que hacer en época de rebajas. 
  • Conserve la factura o el tique de compra, que identifique el artículo adquirido, para cualquier reclamación.