Vida Saludable en el Embarazo y en los Dos Primeros Años de la Vida de los Bebés

La AECOSAN, a través de la Estrategia NAOS, lanza la campaña “Gracias por esos 1.000 primeros días” para fomentar una alimentación y hábitos de vida saludable en los primeros 1.000 días de vida: embarazo, lactancia y los 2 primeros años del bebé.

Con esta campaña se transmite información y recomendaciones para las mujeres gestantes, para las madres, padres y entorno familiar, así como herramientas que puedan utilizar los profesionales relacionados con las embarazadas, lactantes y  bebes, con el fin de sensibilizar sobre la importancia de los hábitos saludables en esas etapas (adecuada alimentación y práctica habitual de actividad física, entre otros…) para prevenir la obesidad y otras enfermedades no transmisibles desde el comienzo de vida que es donde hay más probabilidad de conseguir efectos positivos para la salud que perduren durante la vida adulta.

En la campaña se dividen esos 1.000 primeros días en 3 etapas.

  • 270 días: Embarazo

- Lleva una alimentación saludable, en el embarazo contribuye al control de tu peso y el de tu bebé.
- Come pensando en dos ¡pero no comas por dos!
- Cuida que la alimentación sea segura durante tu embarazo.
- Realiza una actividad física moderada. ¡Importante!: no te canses. Debes poder mantener una conversación mientras se realiza la actividad.
- Di adiós a los hábitos nocivos.

  •  365 días: Primer año de vida.

- Lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses de vida de tu bebé. Es la mejor prevención. Le aporta las primeras defensas frente a enfermedades infecciosas, reduciendo el riesgo de obesidad y otras enfermedades crónicas en el futuro. Beneficia a los dos, favorece la salud del bebé creando un vínculo afectivo y disminuyendo el riesgo de diabetes tipo 2, cáncer de ovario y cáncer de mama de la mujer. El mantenimiento de la lactancia materna es una labor de todos: la familia, los amigos y el entorno laboral.
- Si se utilizan otros alimentos para lactantes y niños de corta edad (siempre por recomendación de los profesionales sanitarios) lee en la etiqueta nutricional el contenido de azúcares, sal y grasas.
- La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos nacionales e internacionales recomiendan que los lactantes sean amamantados en exclusiva durante los primeros seis meses y junto con otros alimentos complementarios hasta los dos años de edad o más.
- A partir de los 6 meses de edad, las necesidades nutricionales de un bebé aumentan para facilitar su rápido crecimiento y desarrollo.
- Los bebés deben experimentar con una amplia variedad de sabores y alimentos saludables y nutricionalmente adecuados: sigue los consejos de tu pediatra para la introducción de alimentos durante esta etapa.

  • 365 días: Segundo año de vida.

- Es muy importante que le incorpores a la mesa familiar y al ocio activo.
Porque de forma divertida aprenderá y adquirirá hábitos saludables.
- No olvides que lo que aprende hoy le beneficiará mañana y perdurará a lo largo de toda su vida”.

En esos 1.000 días la alimentación de la madre y del bebé (a partir de los 6 meses) debe ser siempre variada, equilibrada y en cantidades adecuadas. Tomando productos frescos y de temporada y con poca sal, grasas y azúcares. Sin olvidar, realizar una actividad física adecuada a cada etapa

Video

Cartel

Materiales