Riesgos de adquirir JUGUETES DE BAJA CALIDAD O DEFECTUOSOS

Madrid, 20 de diciembre de 2019.- El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social pone en marcha hoy viernes la campaña ¿Sabes ya a qué estás jugando?, dirigida a los consumidores, especialmente a quienes van a adquirir juguetes o videojuegos. 
 
La campaña, que se difundirá por internet a través de las páginas oficiales y las redes sociales del Ministerio, pretende advertir de los riesgos para la seguridad y la salud de los niños que supone adquirir juguetes de baja calidad o defectuosos. “Podrías estar jugando a la ruleta con la seguridad de los niños”, advierte el vídeo central de la campaña.
 
Desconfíe de los precios muy bajos o jugosas ofertas si no conoce el establecimiento”, recomienda Nelson Castro, director general de Consumo en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. “Realice las compras siempre en comercios de confianza”.
 
Castro hace una recomendación especial cuando se trata de adquirir juguetes para niños menores de tres años. “Las piezas pequeñas pueden atascarse en la garganta del niño así que vigile que los peluches o juguetes no tengan piezas que puedan desprenderse”.
 
Un juguete electrónico que no cumpla las normas de seguridad puede provocar una descarga o quemaduras, advierte el vídeo de la campaña. En pinturas para dedos, plastilinas o slime de baja calidad puede haber sustancias químicas peligrosas que se pueden absorber al chupar o por contacto.
 
“Queremos advertir de los peligros pero también lanzar un mensaje de tranquilidad. Siguiendo unas recomendaciones básicas, el niño puede jugar sin peligro”, ha destacado Castro.
 
Entre esas recomendaciones destacan, prestar atención al etiquetado, comprobar que tiene marcado CE y desconfiar de etiquetados que no estén en castellano. También, leer las advertencias de seguridad y las instrucciones, comprobar que en la caja figura el fabricante e importador y hacer caso de las recomendaciones de edad
 
Asimismo, es necesario comprobar el código PEGI en los videojuegos porque indica la edad a la que van dirigidos según su contenido. Si el juguete es mucho más barato que otros similares, compare las calidades.
 
“Debemos elegir juguetes que fomenten la creatividad y la participación activa de los niños y las niñas”, señala el director general de Consumo. “El juego es una forma de aprendizaje”.
 
El Centro de Investigación y Control de la Calidad, dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, ha analizado este año 658 juguetes sospechosos, bien por irregularidades en su etiquetado, la calidad del producto o riesgo de contaminación. La mitad de los juguetes analizados cumplían la normativa que les regula.