El pan

El Día Mundial de la Alimentación conmemora la fundación de la FAO que nació el 16 de octubre de 1945 en Québec, Canadá, por voluntad de 42 países. El significado y propósito de esta institución es luchar contra el hambre y la desnutrición y hacer frente al sistema alimentario mundial. Los orígenes del Día Mundial de la Alimentación se remontan a noviembre de 1979, durante la XX Conferencia General de la Organización. Lo establecen los países miembros de la FAO, aunque la delegación húngara desempeñó un papel importante. Desde entonces, la celebración se ha observado anualmente en más de 150 naciones, destacando un tema particular año tras año.

 

El lema elegido para el Día Mundial de la Alimentación en este 2021 es «Alimentos seguros ahora para un futuro saludable».

En este día, que está cobrando relevancia en todo el mundo a medida que se acerca su tercer aniversario, se hace un llamamiento para que los gobiernos, quienes trabajan con alimentos y los consumidores pasen a la acción:

 

  • Garantice la inocuidad – Los gobiernos deben garantizar alimentos inocuos y nutritivos para todos
  • Cultive alimentos inocuos – Los productores agrícolas y de alimentos tienen que adoptar buenas prácticas
  • Mantenga los alimentos inocuos – Los operadores de empresas deben asegurarse de que los alimentos sean inocuos
  • Sepa lo que es inocuo - Los consumidores deben aprender sobre inocuidad y alimentos saludables
  • Actúe conjuntamente en pro de la inocuidad – ¡Trabajemos juntos por unos alimentos inocuos y una buena salud!
 
La organización recuerda que:
  • Actualmente más de 3.000 millones de personas no pueden permitirse seguir una dieta saludable,
  • Casi 2.000 millones de personas sufren sobrepeso u obesidad,
  • A nivel mundial un 20% más de mujeres que de hombres con edades comprendidas entre 25 y 34 años viven en pobreza extrema,
  • Los sistemas alimentarios del mundo son responsables de más del 33% de las emisiones de gases de efecto invernadero,
  • Un 14% de los alimentos se pierden en la cadena alimentaria y un 17% a nivel consumidor.
La FAO nos recuerda que podemos participar en el #WorldFoodDay 2021 compartiendo en redes sociales acciones individuales o poniendo en marcha un evento o actividad online que, por ejemplo, ayude a concienciar sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos, eduque sobre la elección de alimentos que sean saludables para los seres humanos y el planeta, sobre prácticas de almacenamiento de alimentos y mil cosas más.
 

 

 

semanacontradesperdicio21 2-680x464

 

El Consejo de Ministros el pasado 11 de octubre aprobó el Proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario; una normativa concebida para reducir el despilfarro de alimentos y para fomentar un mejor aprovechamiento de los mismos. La norma implica a toda la cadena alimentaria, prioriza la donación, obligará a las empresas de restauración para colectividades a contar con programas de prevención y reducción del desperdicio alimentario e incluye también un régimen sancionador.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha explicado que con esta ley se trata de remediar un triple problema. Por un lado de ahorro económico y medio ambiental, ya que tirar alimentos supone “un desperdicio por el trabajo de agricultores y ganaderos, de los medios naturales empleados para producirlos, del consumo de recursos como suelo o el agua, y de emisiones a la atmósfera que se producen”. Planas ha asegurado que “los sistemas agroalimentarios deben ser sostenibles y evolucionar hacia una economía circular”. 
 

Solo en los hogares españoles se tiran anualmente a la basura 1.364 millones de kilos/litros de alimentos, una media de 31 kilos/litros por persona en 2020.

 
El tercer problema al que la ley trata de dar respuesta es de orden ético y moral, ya que el ministro ha recordado que actualmente hay más de 800 millones de personas en el mundo que pasan hambre, y otras 1.600 millones que tienen problemas de nutrición, según datos de la FAO. La ley pretende llamar a un debate social sobre la necesidad de seguir una alimentación sana, sostenible, sabrosa y a buen precio.
 

“No hay producto alimentario más caro que aquel que acaba en la basura”. 

 

Al impulsar esta ley se quiere ratificar el compromiso del Gobierno con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, que recogen expresamente (objetivo número 12.3) la aspiración de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita en el mundo, tanto en la venta al por menor y entre los consumidores, como en la cadena de producción y suministro.

En la exposición de motivos de la ley, se justifica la necesidad de establecer una norma ante los pocos avances producidos en los últimos años para frenar este problema. Combatir el despilfarro es un imperativo ético –en consonancia con las grandes líneas del Gobierno de justicia social, protección ambiental y crecimiento económico– que debe implicar al conjunto de la sociedad en el que se enmarca esta normativa.

Más información 

 

 

SELLOS DO IGP

Los productos agroalimentarios españoles con "denominación de origen", es decir, con sellos de calidad DOP e IGP, tienen cada vez más importancia en nuestro país y en toda Europa. Hablamos de alimentos que generan un volumen de negocio de más de 1.640 millones de euros, con cerca de 200.000 operadores primarios vinculados y más de 3.300 industrias adscritas, según datos del último informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Son productos que cuentan con una calidad diferenciada, consecuencia del medio geográfico en el que se producen las materias primas, se elaboran los productos y, también, de la influencia del factor humano que participa en la obtención de las mismas. Las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) y las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) reconocen y certifican estos productos.

  • DOP es un sello que identifica un producto originario de un lugar determinado y su relación con el área geográfica es esencial para la calidad o las características del producto. Además, todas las fases de producción se realizan en esa área concreta.
  • Por su parte, IGP identifica también un producto originario de un lugar determinado y su relación con el área geográfica es esencial para una cualidad determinada, reputación u otras características del producto. Al menos una fase de su producción se realiza en esa área concreta.

Son productos que nos aportan todo el sabor de su zona, un origen, un modo de producción, controles, tradiciones...; de ahí la necesidad de que el consumidor conozca cada vez más estos sellos, para que se valoren por lo que son y representan.

Con este objetivo, ORIGEN ESPAÑA estrena campaña en distintos medios de comunicación con el fin de sensibilizar a los consumidores sobre los sellos europeos de calidad diferenciada DOP e IGP. La campaña se engloba dentro del proyecto "Abre los ojos ¡Disfruta!", de tres años de duración y cofinanciado por la Unión Europea en un 70%.

ORIGEN ESPAÑA lleva trece años fomentando el reconocimiento del papel esencial de las DOP e IGP alimentarias españolas. En la actualidad representa a 75 Indicaciones Geográficas (incluyendo productos con sellos DOP e IGP) agroalimentarias nacionales, con una representatividad de más del 80% en relación con el valor económico total de las Denominaciones de Origen en España.

IGP TERNERA ASTURIANA 

DOP QUESO DE CABRALES

 

El Gobierno del Principado de Asturias, a través de la Agencia de Seguridad Alimentaria, Sanidad Ambiental y Consumo tiene atribuidas, entre otras muchas, las tareas de inspección, vigilancia y control de actividades, servicios y productos que puedan generar riesgos para la salud o seguridad de las personas así como el desarrollo de campañas coordinadas de control de mercado a nivel autonómico, nacional o europeo. Todas estas tareas son desempeñadas desde el Servio de Consumo, ubicado en el organigrama de la Agencia.

INPECCION

Inpección

La Inspección de Consumo se lleva a cabo gracias al trabajo de personal que lleva a cabo labores de control y vigilancia respecto del cumplimiento de la normativa en materia de consumo, con el fin de garantizar los derechos e intereses de las personas consumidoras y usuariasLas actuaciones de la Inspección de Consumo se inician de oficio, por denuncia, por acuerdos de colaboración o como participación en campañas de ámbito nacional, europeo y/o autonómico. Dichas actuaciones son las siguientes:

  • Inspección general sobre productos, bienes y servicios destinados a los consumidores y usuarios.
  • Tomas reglamentarias y prospectivas de muestras de productos alimenticios e industriales.
  • Instrucción de denuncias.
  • Estudio de los sectores de mercado con el fin de obtener información suficiente para determinar aquellos productos, servicios o actividades de los que pudieran derivarse riesgos para la salud y la seguridad del ciudadano.
  • Desarrollo de campañas informativas y de inspección nacionales y europeas en coordinación con la Dirección General de Consumo, del Ministerio de Consumo, y la propia Comunidad Autónoma.

CONTROL

Campañas

La Agencia de Seguridad Alimentaría, Sanidad Ambiental y Consumo del Principado de Asturias participa anualmente junto con las Administraciones de Consumo de otras Comunidades Autónomas, en el Programa de Campañas de Control de Mercado que se lleva a cabo bajo la coordinación de la Dirección General de Consumo, del Ministerio de Consumo, y que tiene como objetivo la realización de actuaciones programadas de control sobre todo tipo de productos, bienes y servicios destinados a los consumidores y usuarios.

Asimismo, y con el fin de evitar posibles fraudes o riesgos relacionados con la salud y seguridad de los consumidores la Agencia de Seguridad Alimentaria, Sanidad Ambiental y Consumo, en colaboración con el Centro de Investigación y Control de Calidad, de la Dirección General de Consumo del Ministerio de Consumo, lleva a cabo en el ámbito territorial del Principado de Asturias un control sistemático del mercado, mediante tomas de muestras de productos alimenticios e industriales puestos a la venta del consumidor final.

Las inspecciones se realizan con carácter oficial, de manera que en el caso de hallarse irregularidades se puedan iniciar las oportunas actuaciones para la corrección de las mismas, sin perjuicio de la apertura de los procedentes expedientes sancionadores, en su caso.

Accede aquí al contenido de las campañas desarrolladas desde 2007 en el Principado de Asturias.

19197628

Red de Alertas

Es un sistema de intercambio rápido de información entre los Estados miembros y la Comisión Europea sobre los riesgos que puede entrañar el uso de determinados productos de consumo para la salud o la seguridad de los consumidores, así como de las medidas adoptadas. El punto de contacto a nivel nacional es La Dirección General de Consumo, del Ministerio de Consumo.

Hay dos tipos de procedimientos de notificación:

  • De medidas urgentes (riesgo grave).
  • Notificación de limitaciones de comercialización de productos que puedan suponer un riesgo.

Los productores tienen la obligación de notificar a las autoridades de las CC.AA. las medidas que hayan adoptado cuando tengan conocimiento de que un producto que ya ha sido suministrado o puesto a disposición de los consumidores presenta un riesgo para su seguridad.

Accede aquí las alertas nacionales, europeas, internacionales, así como a las restricciones a la comercialización.