Préstamos hipotecarios

Al solicitar un préstamo de estas características, la entidad de crédito a la que acuda el solicitante deberá entregarle información que recoja los datos y características principales de la operación: 

  • La cuantía máxima del préstamo en relación al valor de la tasación del inmueble  hipotecario.
  • El plazo total y el de carencia, es decir, el tiempo en el cual el contrato aún no tiene  efecto. 
  • La periodicidad de los pagos y el sistema de amortización.  
  • El tipo de interés fijo o variable y, en este último, el contrato debe indicar el tipo de interés que se utilice como índice o tipo de referencia y el plazo de revisión del tipo de interés. 
  • Las comisiones aplicables, en especial las de apertura y amortización anticipada, teniendo en cuenta que ésta puede ser total o parcial. 
  • El número e importe de las cuotas periódicas.  

El segundo paso en la solicitud de este tipo de préstamo sería la tasación del inmueble. Por lo general, esta operación será realizada por la entidad o por profesionales concertados con la misma. Los gastos originados correrán a cuenta del solicitante, quien tiene derecho a que se le faciliten la Orden específica, la identidad de los tasadores, la tarifa aplicable y la copia del informe, en su caso.  

Si la entidad de crédito decide concedernos el préstamos hipotecario, deberá presentarnos por escrito la oferta vinculante del prestamos, con un plazo de validez no inferior a 10 días hábiles y con el siguiente contenido: 

  • Capital: importe y forma de  entrega. 
  • Condiciones de  amortización, con indicación de las cuotas. 
  • Intereses, especificando sus condiciones tanto en los préstamos a tipo fijo como en los de tipo  variable. 
  • Comisiones de apertura, de reembolso anticipado y otras.  
  • Gastos: de tasación, aranceles notariales y registrales, impuestos, de tramitación, seguros y otros.  
  • Intereses de demora. 

Si decidimos aceptar dicha oferta, tenemos derecho a examinar el proyecto de escritura pública del préstamo hipotecario durante tres días hábiles en la oficina del notario para comprobar si coincide con la oferta.