Factura

Una vez efectuado el servicio, el SAT tiene la obligación de entregarnos una factura, en la que deben detallarse, además de nuestra identificación y la del SAT, los siguientes datos: 

  •  Marca y modelo del aparato reparado.
  • Operaciones realizadas al aparato reparado.  
  • Precio, con desglose de las piezas de repuesto utilizadas y del tiempo de mano de obra empleado, así como de los conceptos de desplazamiento, transporte u otros. 
  • IVA.  
  • Fecha y firma de persona responsable del SAT.  

El importe de la factura debe corresponderse con el del presupuesto, en caso de que lo hayamos solicitado.  

Cuando el servicio se realice en nuestro domicilio y se trate de averías de sencilla reparación pueden cobrarnos, como tiempo mínimo de trabajo, aunque el tiempo real de ocupación haya sido menor, el siguiente importe:  

Pequeños aparatos: 15  minutos del valor de la hora de trabajo.

Línea blanca: 30 minutos del valor de la hora de trabajo.

Línea marrón: el valor de una hora de trabajo.  

En las prestaciones de los SAT a domicilio sólo pueden cobrarnos una vez los gastos de desplazamiento, aunque el servicio afecte a varios aparatos y aunque sean necesarios varios desplazamientos. No pueden cobrarnos los desplazamientos en que no hayan podido prestar sus servicios porque hayamos estado ausentes.