Los seguros. La contratación

Dos vías para contratar los Seguros:

Directamente con la aseguradora:

Ha de saber que tiene en el mercado dos grandes grupos de aseguradoras perfectamente reguladas por la Administración y con exhaustivos controles periódicos que  son las COMPAÑÍAS o sociedades mercantiles y las MUTUAS. Las operaciones de ventas de Seguros directo las realizan bien en sus dependencias o a través de sus empleados en la calle. 

Compañías:

Constituidas por capital privado, algunas con cotización en Bolsa, cuyo legítimo objetivo empresarial es la obtención de beneficio y la remuneración de sus accionistas. Cuando contrata con ellas ud. se convierte en Asegurado, es decir, en un cliente.           

Mutuas:

Sin ánimo de lucro, tienen como legítimo objetivo empresarial la acción social al reinvertir sus beneficios. Cuando ud. contrata con ellas se convierte en Asegurado y Mutualista, es decir, pasa a formar parte de ella y responde con su patrimonio de la marcha del negocio.  

Con la intervención de un Mediador profesional:            

Agente de Seguros Exclusivo:

Unido por contrato mercantil con UNA sola aseguradora a la que representa y actúa como una prolongación de ésta. Los pagos y órdenes que le dé el Tomador del Seguro es como si los hiciera a la propia aseguradora. Su responsabilidad administrativa ante la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (D.G.S.F.P.) también es asumida por la aseguradora. Puede ser una sociedad mercantil, en cuyo caso será una Agencia de Seguros Exclusiva, realizando esta labor sus empleados. 

Agente de Seguros Vinculado:

Vinculado por contrato mercantil con DOS o más aseguradoras, debe contar con autorización de la primera para contratar y representar a todas las demás. Por ello representa en cada operación a la Aseguradora por cuenta de la que actúa y deberá informar al cliente de que el asesoramiento que presta no está sometido a un análisis objetivo, como en el caso de los Corredores de Seguros. Para ejercer debe disponer de una fianza y tener cubierta la responsabilidad civil ante la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (D.G.S.F.P.) o haber sido asumida ésta por la aseguradora de que s trate. También puede ser una sociedad mercantil o cooperativa, en cuyo caso será una Sociedad de Agencia de Seguros Vinculada, realizando esta labor sus empleados. 

Operador de Banca-seguros Exclusivo:

Se trata de una entidad de crédito (fundamentalmente cajas y bancos) o las sociedades mercantiles controladas o participadas por éstas, que mediante contrato mercantil con UNA aseguradora realiza la actividad de Mediación en Seguros utilizando las redes de distribución de la entidad de crédito, o sea, el personal bancario, y será una prolongación de la aseguradora a la que representa. Tendrá los mismos deberes y obligaciones que el Agente de Seguros Exclusivo. Puede ser una sociedad mercantil, en cuyo caso será una Agencia Operador Banca-seguros Exclusiva, realizando esa labor sus empleados. Como también están autorizados para realizar la venta de productos financieros, antes del inicio de la gestión de venta del Seguro, deberá comunicar al cliente que el asesoramiento que presta lo facilita con la finalidad de contratar un Seguro y no cualquier otro producto  que pudiera comercializar la entidad de crédito. 

Operador de Banca-seguros Vinculado:

Exactamente igual que en caso anterior, sólo que estará vinculado por contrato mercantil con DOS o más  aseguradoras a las  que representa. Tendrá los mismos deberes y obligaciones que el Agente de Seguros Vinculado. Si es sociedad mercantil se denominará Sociedad de Agencia Operador Banca-seguros Vinculada y realizará esa labor sus empleados. Prestarán al cliente, antes del inicio de la gestión, la misma información que el Operador Banca-seguros Exclusivo. Dispondrá de fianza y póliza de responsabilidad civil para garantizar su gestión. 

Corredor de Seguros:

Realiza la actividad de Mediación en Seguros sin mantener vínculos contractuales que supongan afección con entidades aseguradoras. Es un profesional libre e imparcial al servicio de quienes demanden la cobertura de los riesgos a los que están expuestos y a los que debe ofrecer un asesoramiento independiente realizado conforme a la obligación de llevar a cabo un análisis objetivo de las pólizas y ramos existentes en el mercado. Debe velar por la concurrencia de los requisitos que ha de reunir la póliza de Seguro para su eficacia y plenitud de efectos. Con formación mínima de Bachiller, representa al Tomador del Seguro frente a la aseguradora. Su responsabilidad civil es personal y está cubierta por una póliza de hasta un millón de euros y otra póliza de caución como fianza. También puede ser una sociedad mercantil, en cuyo caso será una Correduría de Seguros, realizando esta labor sus empleados. 

Auxiliares externos de los Mediadores de Seguros:

Sin que tengan la condición de Mediador de Seguros, todas las clases de Mediadores de Seguros definitivos anteriormente podrán contar con auxiliares externos, a los que se unirán por contrato mercantil y que colaboren con ellos en la distribución de productos de Seguros actuando por cuenta de dichos Mediadores y realizando trabajos de captación de clientela, así como funciones auxiliares de tramitación administrativa, pero en ningún caso podrán prestar asistencia en la gestión, ejecución y formalización de los contratos de seguro, ni tampoco en caso de siniestro. Su responsabilidad estará cubierta por la del Mediador de Seguros para el que trabajen y deberán dar cuenta al cliente de los datos de inscripción de su mandante Mediador. 

Condiciones comunes a todos ellos:

Todos los Mediadores de Seguros y auxiliares contarán con una formación específica según su condición; deberán estar inscritos en el Registro especial administrativo de Mediadores de Seguros, corredores de reaseguros y de sus altos cargos que lleva la D.G.S.F.P. y que es de acceso público a través de la web http://www.dgsfp.mineco.es ; tienen obligación de destacar en toda la publicidad y documentación mercantil de Mediación en Seguros su clase profesional, número de inscripción, aseguradora o Mediador de Seguros si es Auxiliar por cuenta del que actúan y sistemas y vía de reclamación en caso de conflicto. 

Antes de celebrar un contrato de Seguro, el Mediador de Seguros deberá, como mínimo, proporcionar al cliente la siguiente información; 

  • Su identidad y su dirección. 
  • Clase profesional o condición en la que actúa: Agente de Seguros Exclusivo, Agente de Seguros Vinculado, Operador Banca-seguros, corredor de Seguros o auxiliar externo de: Agente Exclusivo, Agente Vinculado y Operador Banca-seguros y Corredor de Seguros. También puede ser empleado de: Agente o Agencia,  Corredor o  Correduría u Operador Banca-seguros. 
  • El registro en el que esté inscrito, así como los medios para poder comprobar dicha inscripción. 
  • Si posee una participación directa o indirecta superior al 10 por 100 en el capital social o en los derechos de voto en una entidad aseguradora determinada. 
  • Si una entidad aseguradora determinada o una empresa matriz de una entidad de dicho tipo posee una participación directa o indirecta superior al 10 por 100 de los derechos de voto o del capital del Mediador de Seguros. 
  • Datos de los departamentos o servicios para la atención de quejas y reclamaciones de la aseguradora para la cual opera en caso de Agente de Seguros Exclusivo, Agente de Seguros Vinculado u Operador Banca-seguros, bien sea persona física o jurídica, e idéntica información en el caso de Corredor de Seguros,  Correduría  de Seguros o Mediador de Seguros del Especio Económico Europeo, que están obligados a tener el servicio del Defensor del Cliente de forma personal.
  • Sobre el tratamiento de los datos de carácter personal del cliente, le informarán según establece la Ley Orgánica de Protección de Datos en cuanto a: La existencia de un fichero o tratamiento de sus datos personales; del carácter obligatorio o facultativo de sus respuestas a las preguntas que le sean planteadas; de las consecuencias de la obtención de los datos o de la negativa a suministrarlos; de la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición y de la identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su caso, de su representante. 

Si a todo esto añadimos que el desembolso que el Tomador del Seguro (Asegurado) hará por el precio del Seguro es el mismo, exactamente el mismo, con la intervención de un Mediador de Seguros que sin su ayuda profesional, su libre decisión la tomará con toda responsabilidad y conocimiento.