Preguntas frecuentes. Talleres de reparación de vehículos

¿Todos los talleres pueden realizar cualquier tipo de reparación?

No. Existen diversas formas de clasificar a los talleres, y una de ellas es en función de su actividad: pueden ser de mecánica, de electricidad, de carrocería o de pintura; cada taller sólo podrá realizar las actividades para las que está autorizado.

  

¿Los talleres concesionarios o de marca pueden arreglar coches de cualquier marca?
Los talleres de marca o concesionarios están obligados a reparar los vehículos de la marca que se represente; sin embargo, pueden rechazar los de otras marcas.

  

¿Qué información aporta la placa distintiva de un taller?
Nos permite conocer cuál es la actividad de un taller en concreto. Todo taller está obligado a ostentar en la fachada del edificio y en lugar visible una placa distintivo de forma cuadrada en la que constarán los símbolos que representen la actividad o actividades autorizadas (mecánica, electricidad, carrocería, pintura), especialidades (automóvil, motocicletas) y siglas de la Comunidad Autónoma y número correspondiente en el Registro.

  

¿Están los talleres obligados a exhibir al público alguna información?
Deben mostrar una placa con los servicios que prestan, carteles con los derechos de los usuarios (garantía de las reparaciones, derecho a presupuesto por escrito previo o la existencia de hojas de reclamaciones), precios aplicables por cada hora de mano de obra u otros servicios concretos (como trabajos realizados fuera de la jornada habitual, desplazamiento de operarios o gastos de estancia del vehículo en el taller).

  

¿Le pueden cobrar cualquier cantidad por las piezas de repuesto?
No. El taller no puede cobrar más de lo que figure como precio de venta al público en su factura de compra de la pieza. Para comprobar este importe u otros datos (como el origen o procedencia de la pieza), el cliente puede exigir al taller que le exhiba esa factura de compra. Además el importe facturado por la pieza debe corresponderse con el que figure en el presupuesto.

  

¿Puede el taller demorar la reparación del vehículo por falta de piezas?
Los fabricantes y representantes oficiales de las marcas están obligados a facilitar los repuestos, siempre que tengan existencia de los mismos y, en todo caso, en el plazo no superior a un mes desde la fecha de solicitud, para las marcas de importación, y no superior a quince días para las piezas correspondientes a vehículos nacionales.

  

¿Se puede exigir la factura de la reparación?
La entrega de la factura de reparación es obligatoria para el taller: debe entregarla aunque no la pida el usuario y aun cuando la reparación esté cubierta por la garantía.

  

¿Qué datos deben constar en la factura?
La factura, además de los datos de identificación necesarios, debe especificar el precio, las operaciones realizadas, piezas o elementos utilizados y horas de trabajo empleadas, señalando el importe que corresponda a cada concepto. Además, deberá constar explícitamente la duración de la garantía.

  

¿Pueden cobrarle gastos de estancia?
El usuario ,una vez que se le comunique que el vehículo está reparado o que el presupuesto está preparado, dispone de tres días para recoger el vehículo o para ordenar la reparación. En caso de no ir a recoger el vehículo al cabo de ese periodo, el taller podrá cobrar por gastos de estancia.

  

¿Qué tiempo le pueden facturar como tiempo empleado en la reparación?
Los talleres oficiales de marca sólo podrán facturar como tiempo empleado en la reparación o sustitución de piezas, el previsto en las tablas de tiempos.

 

Los talleres independientes no podrán cobrar en concepto de mano de obra, ninguna cantidad superior al 20% de los tiempos indicados en las tablas de las distintas marcas.

  

¿Qué  garantía tiene la reparación?
Todas las reparaciones tienen una garantía mínima de tres meses o 2.000 kilómetros, a lo que antes se llegue. Esta garantía  hace referencia exclusivamente al servicio prestado por el taller, es decir,  por la reparación o intervención realizada.

 

No obstante, las piezas sustituidas gozan a su vez de una garantía legal mucho más amplia, en base a la Ley de Garantías de los Bienes de Consumo, para aquellos casos en los  que exista una falta de conformidad de la pieza, es decir, que la pieza presente  un defecto de fabricación o exista una diferencia entre lo ofertado y lo publicitado de acuerdo con su naturaleza, características, condiciones,  utilidad o finalidad.
 La reparación en garantía se entiende  total, incluyendo materiales aportados y mano de obra, así como los servicios de transporte para el vehículo o el desplazamiento de los operarios.

  

Si  no estoy conforme con la reparación o la factura, ¿hay alguna forma de presentar  la reclamación en ese mismo momento?
Los talleres están obligados a disponer  de hojas de reclamaciones, circunstancia que deberá estar anunciada en la información  al público que debe exhibir el taller.
 Una vez cumplimentada la hoja de reclamación, deberá ser sellada o firmada por el taller. De las tres hojas de las que se  compone, deberemos enviar el original a la Oficina de Información al Consumidor, y conservar la tercera copia.