Presupuesto previo

Todo usuario o quien actúe en su nombre tiene derecho a un presupuesto previo escrito. Este presupuesto tendrá una validez mínima de treinta días desde la fecha de comunicación al usuario. La renuncia a este derecho debe hacerse por escrito.

 En el presupuesto deberá figurar:

  •  Nombre, domicilio y número de identificación fiscal del SAT.
  • Nombre y domicilio del usuario.  
  • Marca, modelo y número de serie del aparato. 
  • Motivo de la reparación. 
  • Diagnóstico de la avería. 
  • Pagos a satisfacer por la prestación del servicio o servicios requeridos, referencia genérica a las piezas de repuesto a utilizar, o cualquier otro concepto. 
  • Fecha y firma de persona responsable del SAT.  
  • Fecha prevista de entrega del aparato ya reparado, o en su caso, la fecha de la reparación cuando ésta se vaya a realizar en el domicilio del usuario. 
  • Espacio reservado para la fecha y la firma de aceptación por el usuario.
  • Tiempo de validez del presupuesto. 

En caso de no aceptar el presupuesto, tenemos derecho a que nos devuelvan el aparato en las mismas condiciones en que lo entregamos. En este caso, pueden cobrarnos la elaboración del presupuesto, pero con los siguientes importes máximos:  

Pequeños aparatos: 15  minutos del valor de la hora de trabajo.

Línea blanca: 30   minutos del valor de la hora de trabajo.

Línea marrón: el valor de una hora de trabajo.  

Todo usuario quedará obligado igualmente a satisfacer el pago correspondiente a los gastos de almacenamiento, a partir del plazo de un mes de la fecha en que debiera haber recogido el aparato.  

El plazo empezará a contar desde que se comunique al interesado que el mismo está ya reparado y a su disposición, siempre y cuando esta circunstancia de cobro por almacenaje se encuentre claramente reflejada en una tabla expuesta al público, con indicación de dichos gastos. 

Cuando depositemos un aparato de uso doméstico en el establecimiento de un SAT, deben entregarnos un resguardo de depósito, cuya presentación es necesaria para la recogida del presupuesto y para la retirada del aparato. En los casos en que exista presupuesto, éste debidamente firmado por ambas partes hace las veces de resguardo de depósito.