Reclamaciones

Los abonados deberán formular sus quejas en el plazo de un mes desde el momento en que se tenga conocimiento del hecho que las motive. Si el abonado no hubiera obtenido respuesta satisfactoria del operador en el plazo de un mes, podrá dirigir su reclamación a una Junta Arbitral de Consumo. 

En el caso de que el operador no se someta a la Junta Arbitral, el abonado podrá dirigirse en el plazo de 3 meses, desde la respuesta del operador o la finalización del plazo para responder, a  la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones. La resolución que ésta dicte agotará la vía administrativa y contra ella podrá interponerse recurso contencioso administrativo.