Cómo reclamar (transporte por carretera)

Ante cualquier incumplimiento de lo que se ha pactado, el viajero puede reclamar directamente a la compañía a través de una hoja de reclamaciones, documento que el transportista debe tener a disposición del público y facilitar a los usuarios que lo soliciten. 

La reclamación no se agota con la hoja de reclamaciones, ya que puede recurrir a la Junta Arbitral  de Transportes y en cualquier caso, siempre puede acudir a los Tribunales de Justicia.

Guarde siempre el billete o cualquier otro documento relativo al viaje (resguardo de facturación, factura, etc.): le puede ser de ayuda en caso de que sea necesario interponer alguna reclamación.

Cualquier reclamación dirigida a la compañía de transportes se hará de forma que quede constancia del envío y recepción de la reclamación, aportando toda la información necesaria para reclamar una indemnización y todos aquellos datos que puedan servir para identificar el transporte, como la matrícula, la hora, el conductor, los testigos, la línea, etc.