Equipaje

Los conductores del autobús no podrán impedir que los viajeros lleven en el autobús maletas u otros bultos, siempre que quepan en el portamaletas y no lo deterioren. 

Sin embargo, el equipaje de mano es responsabilidad del viajero, excepto cuando con ocasión de una parada, el autobús se quede vacío y el conductor no hubiera cerrado las puertas de acceso al mismo, al existir en ese momento la posibilidad de que nuestro equipaje sea sustraído. 

El equipaje de mano tiene que poder transportarse encima o debajo del asiento. 

En el caso de extravío o deterioro del equipaje, siempre que no haya habido previa declaración de su valor, la empresa tendrá que indemnizar al viajero en metálico según el  peso bruto del equipaje. En el caso de que se demuestre que ha existido dolo por parte del transportista en la pérdida o deterioro del equipaje, no habrá limite alguno en las indemnizaciones en autobús , aunque siempre habrá que estar a lo que dispongan las condiciones generales de cada  compañía en cuanto a la limitación de responsabilidad por viajero. 

Deberá adherirse una copia del billete en el equipaje para su identificación. 

Se puede transportar  gratuitamente hasta 30 Kg de equipaje.