Formalización del contrato de arrendamiento

Éste se puede realizar de forma verbal o por escrito entre las partes contratantes: 

Si el contrato fuese verbal, para probarlo, es muy importante que el arrendatario posea recibos del pago de la renta, pues en otro caso no podría probarse el arrendamiento y se convertiría en un precario; el precarista viene obligado a abandonar la vivienda por el sólo requerimiento del propietario.  No obstante, las partes pueden,   en    cualquier

En la actualidad, lo más común es la formalización del mismo por escrito en el que debe constar como mínimo:

  • La identidad del arrendador y arrendatario. 
  • Identificación de la finca arrendada. 
  • Duración del contrato. 
  • Renta inicial del mismo. 
  • Las demás cláusulas que las partes hubieran acordado.
momento, obligarse recíprocamente a otorgar contrato escrito.