Información a suministrar en la compraventa de vivienda

Toda  oferta, promoción y publicidad dirigidas a la venta de viviendas  tiene que ajustarse a las verdaderas características, condiciones  y utilidad de la vivienda. En todo caso, deberá expresarse  si se trata de una vivienda en construcción o si la edificación  se ha concluido. 

Las condiciones que se ofrecen al comprador por medio de la publicidad, son exigibles al vendedor, a pesar de que después no figuren  en el contrato celebrado. Se trata de condiciones relacionadas con  los datos de la vivienda o características de la construcción,  la ubicación, servicios e instalaciones de la vivienda y condiciones de adquisición y pago de la misma. La publicidad que se entregue al usuario/a sobre  las viviendas vincula, como si se tratase de un contrato, por lo que está obligada a cumplir todo lo que oferte en ella. Por lo tanto, es conveniente conservar todos los folletos y anuncios de la promoción por si se desea efectuar, a posteriori, alguna reclamación. 

Quienes realicen las actividades de venta  de viviendas en el marco de una actividad empresarial o profesional  están obligados a  proporcionar y tener a disposición del público una serie de datos y documentos. Los datos informativos se  refieren a:  

  • Identificación completa del vendedor: nombre o razón social, domicilio y, en su caso, los datos de inscripción de la empresa constructora en el Registro Mercantil. 
  • Plano general del emplazamiento de la vivienda y otro detallado de la vivienda misma, en el que figure la descripción y el trazado de las redes eléctricas, de agua, gas y calefacción, las garantías de éstas y las medidas de seguridad contra incendios con que cuente el inmueble. 
  • La descripción de la vivienda, con expresión de la superficie útil y la descripción general del edificio en el que se encuentra, de las zonas comunes y de los servicios accesorios. 
  • Memoria de calidades con referencia a los materiales empleados en la construcción de la vivienda, incluidos los aislamientos térmicos y acústicos, así como los empleados en todo el edificio, zonas comunes y servicios accesorios. 
  • Las instrucciones sobre el uso y conservación de las instalaciones. 
  • Los datos identificativos de la inscripción del inmueble en el Registro de la Propiedad o la expresión de no hallarse inscrito. 
  • El seguro de daños y vicios ocultos previstos en la nueva Ley de Edificación (Ley 38/1999, de 5 de Noviembre). 

El precio total de la vivienda (I.V.A. incluido) y de los servicios accesorios, así como la forma de pago, y la Cuenta bancaria para que sean ingresadas las  cantidades anticipadas.