Consumópolis 16

Logo C16

Con fecha 14 de abril de 2021 ha publicado en el BOPA la Resolución de la Consejería de Salud, por la que se aprueba la convocatoria autonómica del concurso escolar 2020-2021, Consumópolis 16, “Cuida tu planeta con un consumo + responsable ¿Te atreves?” y se procede al nombramiento del jurado de la fase  autonómica.

En esta convocatoria de Consumópolis 16, podrán participar los equipos escolares de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias que cumplan los siguientes requisitos:

a)      Estar inscritos en tiempo y forma en el sitio www.consumopolis.es

b)      Que los cinco integrantes del equipo hayan completado el recorrido por la ciudad de Consumópolis, en la forma que se detalla en las instrucciones generales de participación  desde el 9 de marzo al 31 de mayo del 2021.

c)       Con respecto a la presentación de la Ficha Virtual, en su caso, se darán las instrucciones oportunas para su incorporación al procedimiento.

Dadas las excepcionales circunstancias de esta edición del concurso, en la que solo se tendrá en cuenta la puntuación obtenida por los participantes al finalizar el recorrido por la ciudad de Consumópolis (en esta edición no se precisa realizar ningún trabajo práctico de equipo), participarán de oficio en esta convocatoria autonómica todos los equipos que cumplan los requisitos de participación arriba descritos  y cuyos datos serán recabados por esta administración directamente desde la plataforma virtual www.consumopolis.es

NOTA DE PRENSA

 

Más información sobre el concurso:

 

CONSUMOPOLIS16

 

Grasas TRANS: limitación de la UE en los alimentos

 
delicious-donuts
 
El 1 de abril de 2021 entra en vigor la limitación de la presencia de grasas trans en los alimentos que se comercialicen en la Unión Europea, siempre y cuando no estén presentes de manera natural en ellos. Así lo establece el Reglamento (UE) 2019/649 de 24 de abril de 2019, que fija el límite para la presencia de estas grasas en dos gramos por cada 100 gramos de grasas presentes en los ingredientes. Se cumple así con la indicación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que recomienda que la ingesta de ácidos grasos trans debe ser lo más baja posible en el contexto de una dieta adecuada desde un punto de vista nutricional. Una sugerencia que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya lanzó en 2018 cuando solicitó la eliminación de las grasas trans en la producción industrial de alimentos. Se ha demostrado, a lo largo de numerosos estudios, que los ácidos grasos trans son muy negativos para la salud ya que inducen a enfermedad cardiovascular, diabetes y otras enfermedades crónicas.
 
Hasta ahora, sólo Dinamarca, Austria, Suiza e Islandia tenían establecido un marco legal que obligaba a la industria a limitar la cantidad de grasas trans utilizada en productos alimentarios, no pudiendo superar el 2 % del total, como regula ahora esta nueva normativa.
 
 La OMS estima que cada año la ingesta de grasas trans causa más de 500.000 muertes por enfermedades cardiovasculares, de aquí que desde hace años inste a los gobiernos de que usen otras alternativas para eliminar los ácidos grasos trans producidos industrialmente del suministro de alimentos.  
 

Grasas saludables

Pero no debemos meter en el mismo saco a todas las grasas, ya que éstas son fundamentales para el normal funcionamiento del cuerpo humano. La OMS, el Instituto de Medicina de EE.UU. y la EFSA (Agencia Europea de Alimentación y Salud) recomiendan que los adultos tomemos entre el 20% y el 35% de nuestra energía en forma de grasa. Las grasas no sólo cumplen la misión de darnos energía, sino que también son componentes estructurales de nuestros tejidos (para la constitución de nuestras membranas celulares necesitamos grasa).
 
Por ello, es importante que los consumidores sepamos diferenciar los distintos tipos de grasas, sus efectos sobre nuestra salud y dónde encontrarlas:  
  1. Las grasas trans se forman cuando el aceite vegetal pasa por un proceso llamado hidrogenación. Era frecuente que estas grasas trans aparecieran en productos como margarinas y en productos utilizados en pastelería industrial para generar una grasa de consistencia sólida y unas cualidades mejores de conservación.
  2. Las grasas saturadas. Las organizaciones internacionales, entre ellas la EFSA, recomiendan que su consumo sea reducido. En general, organismos como la OMS indican que debiéramos tomarlas en un porcentaje menor del 10% de la energía. Son las típicas grasas presentes en alimentos de origen animal, aunque también las podemos encontrar en las vegetales como los aceites vegetales de palma y de coco.
  3. Las grasas insaturadas. Son las que los expertos califican como las “saludables” y contienen los ácidos grasos esenciales linoleico y linolénico en cantidades relativamente importantes, los cualesque encontramos de forma preferente en los aceites vegetales, incluidos los aceites de oliva. Además, existe una grasa insaturada muy importante que es el ácido oleico que está presente en el aceite de oliva y que es el componente mayoritario de todas nuestras células. Tenemos aproximadamente un 40% de ácido oleico en nuestras membranas. 

 

 

  •